Intranet
28/03/2016

Las últimas heladas de invierno afectan al sector hortofrutícola murciano

El invierno ha llegado a su fin pero, antes de dejar paso a la primavera, dejó huella en el sector hortofrutícola murciano. 

El pasado mes de febrero, Murcia se vio asolada por unas fuertes heladas que dejaron un impacto negativo para el sector hortofrutícola de la Región. La fruta de hueso y la producción de cítricos se han llevado la peor parte ya que han sido dañadas por las bajas temperaturas y las inclemencias meteorológicas. Estos datos aún son peores si se tiene en cuenta que estaban en flor desde hace meses y con el fruto cuajado en una gran cantidad de casos, hecho propiciado por las buenas temperaturas de los meses anteriores.

Frente a esto, los agricultores murcianos indican el hecho de que se requiere una mayor protección de los cultivos para evitar estas pérdidas tan cuantiosas y recalcan el hecho de que muchos agricultores no se han podido acoger a los seguros agrícolas, haciendo sus pérdidas todavía mayores.

Es por ello que Jaime Haddad, el subsecretario del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, recientemente hacía balance de cómo las bajas temperaturas habían impactado en el sector y cómo se debería actuar para hacer menor el efecto de dichas inclemencias.

Todo esto hace pensar que es necesario apostar por una política de seguros agrarios que ayude a enfrentar las adversidades climáticas. Por ello, el Ministerio ha reafirmado su compromiso con el sector agrario asignando una partida de 211 millones de euros en 2016 para los seguros agrarios. De estos 211 millones, 46 irán destinados íntegramente a subvencionar pólizas de seguro de frutales. Este compromiso por parte del Ministerio viene desde años atrás, hecho que ha permitido que en 2015 se asegurasen un total de 19.932 hectáreas de frutales de hueso y pepita, lo que hace que el nivel de implantación del seguro sea aproximadamente del 80%. Estos niveles de aseguramiento de 2015 son muy superiores a los que se dieron en 2014 y, según las tendencias actuales, se espera que en 2016 estos datos de aseguramiento sean aún más elevados.