Intranet
25/04/2016

La incidencia de las nuevas tecnologías en la agricultura

La tecnología siempre viene de la mano con la innovación, el desarrollo y el progreso. Existen muchos campos en los que una tecnología adecuada ha servido para mejorar en todos los aspectos de la empresa y hacerla más eficiente, pero ¿y en la agricultura? 

Desde hace ya algunos años, la agricultura ha dejado de ser un trabajo artesanal para dejar paso a la convivencia entre la sostenibilidad económica, la medioambiental y la social, hecho que hace necesario el progreso y la inserción de las tecnologías en este sector.

En los países más desarrollados es cada vez más común el empleo de instrumentos tecnológicos que contribuyan a alcanzar la sostenibilidad y la eficiencia en la utilización de los recursos naturales y que igualmente ayude a ahorrar costes.

El uso de drones en la actividad agrícola

El uso de drones en la actividad agrícola es una realidad, ya que ofrecen diversas ventajas para ésta. Permiten, entre otras cosas, que los agricultores posean una herramienta capaz de vigilar y aumentar la productividad.

Tan sólo con la utilización de un dron es posible monitorizar miles de hectáreas de un modo conciso, determinando el estado de los terrenos con el propósito de reunir toda la información necesaria sobre la hidratación, la temperatura o el ritmo de crecimiento de la cosecha. Una de las propiedades más ventajosas de estos aparatos tecnológicos es que pueden descubrir enfermedades de los cultivos de forma anticipada y así poder impedir que ciertas plagas destruyan los cultivos.

Esta advertencia, contribuye a la reducción de costes de manera significativa para las personas encargadas de gestionar los campos. Prevenir las plagas disminuye la cantidad utilizada de productos químicos empleados para la sanación de los cultivos. Además contribuye a la sostenibilidad ambiental, ya que no es necesaria la utilización de herbicidas y pesticidas y los alimentos crecen de forma más natural. Pero si en algún momento es necesario el esparcimiento de algún producto químico también es posible que sea el mismo dron quien lo distribuya por todo el campo.

Estos aparatos pueden gestionar el funcionamiento del riego, y también sirven para ahuyentar a los pájaros. Además, están capacitados para hacer fotos y vídeos y de esta manera enviarlos in situ a un ordenador para que el encargado pueda supervisar y controlar los cultivos.