Intranet
02/08/2017

El melón, la fruta del verano

El melón, compuesto por un 90% de agua y con grandes propiedades nutritivas, es una de las frutas del verano que más nos gusta. Aunque el más conocido es el de la piel de sapo, hay otras variedades e incluso híbridos que podemos consumir para refrescarnos en familia. ¿Quieres saber algunas de las curiosidades de esta fruta tan peculiar?

 

Comer melón en verano

El verano es el momento para comer melón, debido a que los calurosos días propician una mejor maduración de esta fruta.

El melón es sano, refrescante y, habitualmente, muy dulce. Rara es la ocasión en la que, al llegar al postre, no te preguntes si quieres melón o sandía. Y es que el melón es la fruta más consumida en España después de la naranja, el plátano y la manzana. Aunque, lo cierto es que no lo solemos comer como debemos.

La principal razón es que, precisamente al contener tanta agua, el melón prácticamente no necesita digestión y, si lo tomamos después de las comidas o de las cenas, pasa directamente al intestino y se mezcla con la digestión de las proteínas y los hidratos de carbono, lo cual hace que resulte indigesto, sobre todo si es a la noche.

Por todo ello, hay que comer el melón fuera de las comidas, en ayunas o como aperitivo, para poder disfrutar de todos sus beneficios.

¿Cuáles son algunos de los beneficios de consumir melón?

Gracias a su contenido en fibra, es saciante, lo cual viene de maravilla para quienes siguen una dieta y, sobre todo, te hidrata. Pero, por lo que se le tiene en alta estima es por su valor nutritivo.

El melón contiene betacaroteno, vitaminas C y del grupo B, ácido fólico, magnesio, fósforo, potasio y calcio. Todo ello hace que se le atribuyan propiedades diuréticas y de depuración, antioxidantes, de mejora del sistema inmunitario y del sistema nervioso e, incluso, de laxante.

Además, no podemos decir que es difícil dar con un buen melón, ya que contamos con variedades para diversos gustos y ocasiones, como el de piel de sapo, que es el más consumido, el melón amarillo, el melón cantaloup, con mayor cantidad de betacarotenos, o el galia, cuyo color varía entre el verde y el amarillo.

¡Sírvete tú mismo!