Intranet
12/06/2017

Cuida tu línea con estas refrescantes ensaladas

Para cuidar la dieta y tratar de seguir con la operación biquini, unas refrescantes ensaladas pueden convertirse en nuestras mejores aliadas. Una solución culinaria de lo más saludable a la que podemos añadirle una gran variedad de ingredientes y enriquecer nuestro menú diario.

 

Las ensaladas más refrescantes para el verano

Amplía la variedad de tu dieta con estas recetas de ensaladas refrescantes que aliviarán tus días de altas temperaturas.

Ensalada de naranja:

Corta en trocitos una lechuga romana, ya que contiene más minerales y nutrientes que la iceberg. Añade 100 gramos de zanahoria rallada y 50 gramos de cebolla picadita. Corta dos naranjas en gajos y aprovecha todo su jugo sobre la ensalada. Adereza con jugo de limón, una cucharada de aceite de oliva, sal y pimienta. También puedes añadir algunas aceitunas e incluso algo de remolacha rallada. ¡Riquísimo y muy saludable!

Ensalada de quinoa con verduras:

Cocemos 100 gramos de quinoa en jugo de naranja y echamos a la cacerola ralladura de limón; mezclamos dos zanahorias, cuatro rábanos, y un pepino. Aliñamos con unas gotas de jugo de limón. Añadimos pasas y semillas de calabaza. Por último, aliñamos también con salsa de soja y aceite de sésamo. Una refrescante ensalada ideal para celíacos, rica en minerales, vitaminas y fibra.

Ensalada de vegetales al vapor:

Cocina al vapor vegetales como el brócoli, zanahorias, pimiento rojo y verde, coliflor y cebolla. Añade aceite, orégano, sal y pimienta y ¡listo! Tendrás una sabrosa ensalada de lo más original, muy conveniente para cuidar tu línea.

Ensalada de lentejas y naranjas:

Volvemos a nuestro ingrediente estrella de este post, porque nos encanta la naranja y, sí, esta vez con lentejas, porque su combinación es clave para absorber el hierro que necesitamos para una dieta saludable que ayudará a tu figura.

Para esta refrescante ensalada necesitaremos media taza de lentejas cocidas, una naranja pelada cortada en gajos, media cebolla cortada en pluma, una buena porción de hojas de espinacas que nos servirá del típico fondo, un trozo de pimiento rojo en finas tiras, una cucharada de zumo de limón y otra de naranja, aceite de oliva, sal, pimienta y perejil picado. Mezcla bien y adereza a tu gusto con los jugos que le dan un punto especial a este plato.

¿Te has quedado con todas?